lunes, 13 de febrero de 2017

Entrevista a Manuel Parras Rosa, Catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados / Full Professor of Marketing, Universidad de Jaén



¿Cuál es su valoración de Expoliva (Feria Internacional de Aceite de Oliva e Industrias afines) como catalizador e impulsor de relaciones y operaciones comerciales?

EXPOLIVA se ha erigido como el encuentro más importante del mundo para el sector oleícola. Ninguna entidad, empresa, organización o incluso persona relevante en la oleicultura mundial puede no asistir a EXPOLIVA. Por eso, es una feria que impulsa las relaciones y las operaciones comerciales, pero también el encuentro entre agentes clave, el debate sobre las grandes cuestiones que afectan al sector, el conocimiento de los avances tecnológicos, los avances en calidad de los aceites en todo el mundo, etc. EXPOLIVA  es ya, por derecho propio, una marca consolidada y renombrada en la olivicultura y oleicultura mundial y afortunadamente se vincula y posiciona con Jaén, cuestión lógica, por otra parte.  

¿La actual edición es la número XVIII, que circunstancias o servicios ha echado en falta en otras ediciones? 

Una feria de la envergadura de EXPOLIVA es complicada de gestionar. No obstante, el conocimiento, la experiencia y el know how de IFEJA  hace que todo funcione razonablemente bien. Desde el punto de vista de la logística, hay que articular mecanismos de transporte público que evite la enorme afluencia de coches particulares a la feria y los problemas de aparcamiento. Y la solución no es más espacio para aparcar, sino incluso menos. En cualquier caso, creo que, tal vez, lo  más necesario es una programación que permita una mayor afluencia de los profesionales del sector al simposium. A veces, en las discusiones y presentaciones de trabajo en el simposium hay solo investigadores e investigadoras, cuando sería muy enriquecedor que estuvieran presentes los agentes que han de transformar el conocimiento en innovación.  No obstante, reconozco la dificultad del asunto porque coinciden muchas actividades en la Feria y no se pueden atender a todas, pero es preocupante la poca presencia de agentes del sector en el simposium, impidiendo un objetivo fundamental de éste que es la transferencia de conocimiento. Por último, tenemos que hacer un mayor esfuerzo de difusión del Simposium porque no todos los investigadores punteros acuden al mismo.  

¿Cuál, en su opinión, es el contexto actual del sector de cara a la celebración en mayo del citado evento?  

En mi opinión, no puede ser mejor. No me referiré solo a la situación de los precios fruto de una oferta muy inferior a la demanda. Me refiero a la situación del consumo mundial que crece año tras año en países no productores o muy poco productores y que es el mejor síntoma de la buena salud del sector. El hecho de que los hábitos de compra y consumo coincidan con los atributos de los aceites de oliva, lo que garantiza un espléndido futuro. La apuesta de muchos chefs de prestigio por el aceite de oliva virgen extra. Y muchas circunstancias más que hacen que el sector esté en un gran momento. Asentar los pilares que sustentan el futuro del sector y tratar de limar las amenazas que las hay también, debe ser el debate de EXPOLIVA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada